domingo, 10 de abril de 2016

EPITAFIO




                   ...a Gery

Regresará tu mirada
junto a cada silencio
y será un canto eterno
enfrentando la ausencia.

Se elevará en el viento
el sonido de tu nombre
y volverá desde el vientre
tu recuerdo.

Y cuando pase el tiempo
y sucumba en el vacío
será huella infinita
tu vida contra el olvido.






sábado, 2 de abril de 2016

¿Quiénes te recuerdan?

¿Quiénes te recuerdan?
¿Quiénes guardan la memoria
de aquellos que quedaron
en las australes islas argentinas?

¿Cuántas tumbas guardan
los restos de esta cruel historia?
¿Cuántas cruces anónimas
de hombres víctimas de una bomba?

¿Quién gana una guerra
cuando se pierden tantas vidas?
¿Quién sobrevive luego de haber matado?

Padres, madres, esposas e hijos
han guardado una pena,
la del soldado perdido
en una absurda guerra argentina.


del libro "Soledades" (2001)


lunes, 28 de marzo de 2016

A LA MEDIA CUATRO

Te recuerdo
tal cual eras entonces.
Con quienes caminaron
tus pasillos he crecido.
Fueron años imperdibles
y siempre recordables.
Hoy es la nostalgia,
vieja amiga tanguera,
quien me lleva a revivir
aquellas mañanas frías
y los mediodías al sol.
Tus aulas,
Tan distintas entonces,
aquellos pasillos
y el patio de tierra
eran refugio seguro.
Aun recuerdo
tus puertas altas y antiguas,
las ventanas sin vidrios
y cuánto aprendí.
Te recuerdo tal cual eras entonces,
las jornadas de limpieza,
los desfiles en primavera,
los campeonatos de fútbol,
el centro de estudiantes,
el coro en los actos,
la entrega de diplomas
que puso fin a esa etapa.
Ya han pasado años
y aun lamento mi partida,
y aunque hayas cambiado
el patio, las puertas
 y las ventanas,
tus paredes son testigo
de mis pasos por tus aulas.

(en "Soledades" pág.54,
publicado en 2001 por Ed. El Escriba)

lunes, 7 de marzo de 2016

Si, se puede

Llamado a la unidad:
señal de distensión.
Restablecer la verdad:
un ensayo con lo viejo.
Superar enfrentamientos:
un instante entre dos épocas.
“Si, se puede”,
el grito de la multitud,
un contraste entre
la realidad y los valores.
Y Colón...
 contraataca en la Rosada
Y Juana Azurduy...
se vuelve p`al Perú.

El miedo paraliza

El miedo paraliza,
dos, tres tiros,
un herido y un muerto,
mala palabra militar.
¡Suelten a esos viejos!
¿Para qué sirve
un Papa argentino?
No busquen más
terminar con el espanto.
La justicia no es buena
si los acusados
son torturadores.
La verdad es un engaño
si el difamado
es el verdugo.
El miedo paraliza
y alguien busca
que sientas terror.

domingo, 10 de enero de 2016

de abrazo en abrazo

De abrazo en abrazo,
grito sobre grito,
despliegan las banderas
que en búsqueda de libertad
defienden un sueño
que creyeron logrado.
Definen sensatos
en cada palabra
aquellas quimeras,
rechazan eufóricos,
en cada recuerdo,
los mandatos pasados.
De abrazo en abrazo,
memoria y justicia,
paso tras paso
la verdad
que no retrocede
frente a esta alegría
de algunos,
frente a los colores
de otros.
De abrazo en abrazo
brazo tras brazo levantado
frente a la ley,
enmudecida y silenciada,
frente a los sueños
de los que nunca sueñan,
pero soñaron antes
de esta pesadilla.


domingo, 20 de diciembre de 2015

Palabras de Gerardo Contreras sobre "Impulsos"

Acabo de terminar de leer "Impulsos". Me encontré con poemas de una sensibilidad que no dejan lugar a hermetismos. Los versos comparten con nosotros todo su contenido por medio de la transparencia. "No dormir a tu lado, sino instalarme como parte de tu cuerpo, ser piel con tu piel", "Deja que implore por la presencia, que pida al cielo algunos versos que dejen presente cualquier recuerdo", "Te miro y no logro que sean mis palabras oportunidad de decir aquello que siento", Por citar solamente algunos versos. Pero, los poemas, no por transparentes evaden la búsqueda, como la oportunísima estructura de "Sin mí", "Monteros", "Lluvia" o "Mujer". Su libro está (al menos para mí) lejos de la pose de escritor, del índice catedrático o del desprecio a destajo. Cuando se abre, es un libro con los brazos abiertos. Tampoco leo en "Palabras", "Silencio", "Seré justicia", "Memoria" ni en "Olvido" escupitajos de resentimiento ni aterciopelada ingenuidad ante violencias que, en tristes ocasiones, son combatidas o resistidas con más violencia, como quien intenta apagar un fuego con más fuego. En cambio, se yergue el homenaje de la trascendencia, la lucha pacífica de no resignar las banderas que mantienen la sangre caliente. "Será que de eso se trata seguir recordando" Muchas gracias por sus palabras, las leídas y las que leeré.

jueves, 12 de noviembre de 2015

CAER

C            C     
   A     A
       E
Como la lluvia.
Asoma de repente
Entre las palabras
que C
            A
                  E
                        N
antes que la tormenta
moje la tierra
y eleve el vapor
hasta tu mirada.
C
A
E
silenciosa
como la tarde,
en el olor del verde
que espera un recuerdo
que siempre llega
cuando la lluvia
C
A
E
frente a mi rostro.
A veces es necesario
C
A
E
R
para que los ojos vean
aquello que la lluvia
cubre con el agua.

lunes, 12 de octubre de 2015

Otros


Otros festejan, 
yo repudio.
Otros se visten de invasor,
yo de originario.
Otros los discriminan,
yo los respeto.
Otros ven las diferencias,
yo busco las igualdades.
Otros intentan distinguirse,
yo trato de parecerme.
Otros hablan de raza,
yo prefiero la diversidad.
Otros los desaparecieron,
yo pretendo visibilizarlos.
Otros creen en el descubrimiento,
yo, en la invasión. 





miércoles, 30 de septiembre de 2015

EL SILENCIO

El silencio de tus alas
es como la ausencia
permanente y definitiva
en el sueño
de una mañana
que huye del horror
de encontrarte lejano.
El silencio de tus alas
es como el tiempo,
lento y sosegado,
en horas de nostalgias,
de la pena del olvido
frente al vacío
que produce la tristeza.
El silencio de tus alas
es como el recuerdo
del desconsuelo de entonces
frente al espanto.

domingo, 21 de junio de 2015

Resplandor

No bajes los párpados,
aún no hemos hablado
del destino y de la vida,
de un remoto futuro,
de la historia de los días,
ni de reproches
o desdichas.
No bajes los párpados
frente a esta incertidumbre
de no ser aún quien seré,
de no saber cómo es
más allá de estos días
la vida en este mundo.
No bajes los párpados
que aún falta
recorrer caminos,
visitar antiguos amigos
y reencontrar
esa mirada
que guarda el destello
del deseo del recuerdo.
No bajes los párpados
sin dejar en mi memoria
el necesario resplandor
de tu existencia.










miércoles, 10 de junio de 2015

Al costado del camino

Cuán pequeña es
la figura de aquel niño
sentado a la acera
de una remota esperanza,
pretendiendo ser humano
frente al desolado corazón
de aquellos hombres
que ciegos de sentido
no ven más
que sus empañadas palabras
encumbradas en sus propias miserias.

Cuán pequeña es
la figura de aquel niño
sentado frente a frente
ante el tirano
que guarda en sus bolsillos
el pobre papel
que lo esclaviza
y cree que sus palabras
son proporcionales
a su abultada billetera.

Cuán pequeña es
la figura de aquel hombre
que mira a aquel pequeño
sentado solo
y en silencio
al costado del camino.

domingo, 3 de mayo de 2015

EN ESTAS TIERRAS

En estas tierras
aún amanece temprano
bajo el paraíso,
y el canto de un gallo
despierta el cacareo
y el ladrido del perro.
En estas tierras
la tarde se pierde
en la siesta,
el suave viento
desliza las ramas
de un árbol
contra la ventana,
y el carro del sodero
resuena en cada esquina
de una huella profunda.
En estas tierras
descansan mis muertos,
antepasados
de mi historia
y de la historia
de mis abuelos.
En estas tierras
mis tías tuvieron sueños,
felicidad lograda a sorbos,
amores duraderos.
En estas tierras
resurgen los recuerdos
del juego de un niño,
de la mazorca pelada
en el gallinero,
del calor aplacado
en el bombeo del agua,
y un tobogán
que aún desliza
mi memoria
hacia el pasado.

sábado, 21 de marzo de 2015

DECIAN

“El silencio es salud”
decían en los 70
y, cada tanto,
a uno que 
no se quedaba mudo
lo sumaban a la lista…
“No te metás”,
decían los vecinos
a su hijo pelilargo
y él, que no escuchó bien,
se fue en un auto verde…
“Somos derechos y humanos”
decían en la tele
que era blanco y negro,
pero por suerte
llegó el color…

lunes, 16 de febrero de 2015

CARNAVAL

Los mascaritas deambulan
empuñando la espuma
cual arma mortal.
Viejas camionetas y tractores
se visten de colores y pasean
improvisadas reinas y princesas.
Mi abuela habla
del "loco" Sábato
y de aquel circo
con un oso boxeador
y la hazaña de aquel hombre
no sé en qué carnaval.
Mis tías recuerdan
las noches de baile
y varios niños
corretean por todos lados
escapando del agua.
Aún viene a mi memoria
los anteojos blancos de espuma
mientras una carcajada
resuena en todos mis sentidos.